Si echan a Koeman todavía se puede luchar por la Europa League